Uno de los puntos clave cuando abres un negocio es completar la apertura de la tienda en el mínimo posible de tiempo. La razón es simple: mientras no abras la puerta al público no tendrás ningún ingreso, y en cambio sí tendrás montones de gastos. Así pues, voy a indicarte algunos temas que pueden llevar más tiempo del esperado, o que fácilmente se pueden complicar, y que podrían retrasarnos.

Obras

Uno de los asuntos que más problemas suele dar, es el tema de las obras. Casi cualquier local que alquiles necesitará algún tipo de reforma o puesta a punto. Normalmente habrás solicitado varios presupuestos a empresas de reforma que se hagan cargo de todo lo que haya que hacer y habrás elegido una que te parezca la mejor opción en cuanto a precio y realización. Debes tener en cuenta que si no conoces de nada a esa empresa es fácil que los plazos que te hayan indicado no se cumplan. La mejor recomendación es que no te bases únicamente en el precio a la hora de contratarla, sino también en la confianza que te dé el responsable. Si no eres capaz de localizar con cierta facilidad al responsable, si éste está siempre al teléfono con un montón de clientes, si cada día te atiende una persona, o si no son puntuales cuando quedan contigo para ver lo que hay que hacer de cara a elaborar el presupuesto, puede ser un signo claro de su falta de profesionalidad.

Licencia de apertura/Declaración Responsable

Aquí tenemos otro de los puntos que más puede bloquearte, especialmente si la actividad que vas a realizar implica temas sanitarios de algún tipo (restauración de algún tipo, temas médicos, etc). Esta licencia, que en ocasiones nos pensamos que no es más que un mero trámite, está asociada a los elementos arquitectónicos del local. Si éste no cumple la normativa, cosa bastante fácil, puede ser necesario hacer obras y modificaciones en el local con las que no contábamos. La razón principal por la que un local puede incumplir la normativa es que el inquilino/s anterior/es hayan realizado modificaciones en el local sin comunicarlo a nadie, ni legalizar nada. También es muy posible que cosas que antes eran legales hayan dejado de serlo y te encuentres en la situación surrealista de averiguar que elementos que ves en muchísimos comercios (carteles luminosos de ciertos tipos, banderines transversales de ciertos tamaños, marquesinas, aires acondicionados, etc, etc) de tu ciudad resulten ser completamente ilegales (si a los demás se lo permiten, porqué a ti no? ¡la pregunta del millón!). Para no tener problemas (o más bien, para tener los mínimos) el asunto de la licencia debe abordarse desde el primer momento, antes incluso de lanzarse a alquilar el propio local: si alguno te convence y has llegado a un acuerdo con el dueño, antes de firmar hazte acompañar por un arquitecto que conozca bien la legislación (distinta en cada ciudad, por supuesto) y que tenga experiencia y que pueda indicarte claramente qué actuaciones tendrás que acometer obligatoriamente como parte del proceso de obtención de la licencia de apertura o declaración responsable.

Climatización

Muy relacionado con los puntos indicados anteriormente, la instalación de algún tipo de elemento de climatización (aire acondicionado, calefacción) puede resultar casi tarea imposible si quieres que el resultado esté acorde a la legislación vigente. Igual que antes, te darás cuenta que prácticamente el 99% de los aires acondicionados de tu ciudad están colocados en sitios que no cumplen con la legislación y si estás tentado a saltarte la ley y ponerlo de todas formas tienes que ser consciente de que te arriesgas a que no te den la licencia de apertura o a que te multen de manera muy excesiva (amén de hacerte retirar la instalación, por supuesto) por mentir en la documentación que aportes al solicitarla sobre la localización, potencia, distancias a los otros huecos de la fachada, etc, etc. Surrealista, lo sé, pero no por ello menos real. No dudes en informarte adecuadamente y no te fíes de que ya esté puesto, como te digo el 99% están ilegales y las consecuencias las pagarás tú.

Instalación de maquinaria específica de tu negocio

¿Necesitas instalar un frigorífico industrial, o una impresora 3D, o un calibrador de neumáticos, o una cafetera? Este tipo de elementos suelen ser suministrados por intermediarios de los que no siempre la profesionalidad está garantizada. Tal vez hace poco que han empezado a trabajar con la fábrica, tal vez tengan otros compromisos, tal vez su proveedor les falle,… Si tu negocio depende de este tipo de maquinaria asegúrate de que llegue a tiempo. Más vale ser pesado al teléfono que perder uno o dos meses de alquiler…

Envíos de stock

Obviamente si no has recibido aún la mercancía que vas a vender… pues de poco vale que abras la tienda. Asegúrate con los proveedores que no van a tener problemas en servirte los pedidos en las fechas que hayáis comprometido. Puedes aceptar tener sólo un 70% u 80% de la mercancía y llegar al 100% un poco más tarde pero no puedes, ni debes, empezar con un 30%: no venderás apenas y darás muy mala imagen a tus primeros clientes.

Suministro eléctrico

Asegúrate de que el suministro eléctrico no esté dado de baja. Darlo de alta puede ser un poco pesadilla en ocasiones. Ponlo cuanto antes a tu nombre para evitar sorpresas. En mi caso he visto de todo: desde que tardaran más de dos meses en dar de alta la luz porque nadie sabía donde estaba el contador, hasta un local en el que había luz y todo funcionaba genial pero que finalmente no tenía contador: parece que habían enganchado ilegalmente y de incógnito al portal de al lado. En este último caso nos enteramos porque un día al poco de abrir nos cortaron la luz de repente y sin previo aviso (normal, ya que la compañía no tenía constancia de que allí hubiera ningún cliente).

Empleados

Si no vas a ser tú quién esté en la tienda en el día a día necesitarás contratar a una o varias personas. Elegir a la persona adecuada puede llevar tiempo ya que si publicas cualquier tipo de oferta, con la que está cayendo te van a enviar cientos de CVs a revisar o personas interesadas que se presentarán directamente en tu oficina o local o tratarán de hablar contigo por teléfono. Piensa además que acertar a la primera puede ser complicado, no es difícil que acuerdes con alguien que empieza tal día y directamente no se presente sin avisar siquiera por teléfono o con un triste whatsup. También te puede suceder que la persona en cuestión deje el trabajo de un día para otro porque haya encontrado otro, o no le interese una vez que lo ha probado o por razones varias. En este capítulo también te encontrarás con situaciones surrealistas que no te puedas apenas explicar. No te desesperes, tarde o temprano darás con algún empleado en el que te puedas apoyar y al que puedas darle confianza y sobre el cual puedas comenzar a formar un gran equipo.

Legalizar la tienda como lugar de trabajo

Cualquier superficie donde tengas empleados trabajando deberá estar legalizada como lugar de trabajo. No es un trámite complicado pero no tenerlo hecho te puede dejar a merced de cualquier denuncia, inspección, etc. No te arriesgues, hazlo y quédate tranquilo sabiendo que cumples con la ley.

Libro de visitas

Al legalizar la tienda te proporcionarán el Libro de Visitas, que debes tener siempre disponible in situ ante el caso de cualquier inspección. Igual que antes, no te arriesgues.

Instalación teléfono e internet

De manera similar al sumunistro eléctrico tendemos a pensar que este tipo de servicios son fáciles de obtener (¡copón, estamos en el siglo XXI!) y la realidad tiende a mostrarse tozuda en algunas ocasiones. Para asegurarte que no haya imprevistos lanza el proceso lo antes posible (normalmente es una simple llamada).

Bolsas personalizadas

Si la diferenciación a través de la marca es importante para tí y no quieres/puedes dar bolsas genéricas a tus clientes, encárgalas cuanto antes ya que dependiendo de con quién trabajes, pueden tardar en darte tus bolsas entre uno y dos meses (normal, ya que la mayor parte de las empresas que venden este tipo de bolsas simplemente hacen el encargo a alguna fábrica china). Afortunadamente, siempre podrás recurrir a las bolsas genéricas para ir tirando… Lo que es fundamental es que tus clientes se puedan llevar fácilmente lo que compren.

¿Os habéis encontrado vosotros con estos u otros temas que os hayan retrasado el momento de la apertura? ¿Cúales han sido vuestras experiencias?

Comments are closed.

Set your Twitter account name in your settings to use the TwitterBar Section.